lunes, 19 de julio de 2010

Gestión de los idiomas en las redes sociales en las administraciones públicas

(Aquí teniu disponible el post original escrit en català)

Hace un mes que la Generalitat de Catalunya publicó la "Guía de usos y estilo a las redes sociales", un excelente trabajo que intenta poner un poco de cordura en cómo las administraciones públicas deben introducirse en el ámbito de las redes sociales.

Uno de los aspectos que generó una cierta controversia fue la gestión de los idiomas en el mundo de las redes sociales.

De entrada hay que tener en cuenta que la mayoría de las redes sociales han sido creadas en países anglosajones (básicamente en Estados Unidos) donde hay una muy baja predisposición para pensar, y hacer, herramientas preparadas para ser utilizadas en varios idiomas, (aparte del inglés, of course!).

Pero aquí, en Catalunya, tenemos el problema de tener dos lenguas co-oficiales y, además, el inglés por ser el idioma de facto de la humanidad.

Todo ello hace que la mayoría de administraciones públicas catalanas hayan optado por tener varias versiones de sus 'webs oficiales': mayoritariamente en catalán siempre, en español la mayoría de veces (especialmente en aquellas administraciones suficientemente grandes como para poder mantener dos versiones de la web) y en inglés (pero no todos los contenidos y, además, especialmente para todo lo relacionado con el turismo).

Por lo tanto, en el ámbito de las webs parece que este problema lingüístico está resuelto, al menos, se ha llegado a una solución más o menos aceptada por todos.

Pero, ¿como gestionamos esta multilingüismo en las redes sociales?

Como os comentaba, las herramientas del ámbito de las TICs suelen estar pensadas para ser usadas por una sola lengua, habitualmente el inglés, las redes sociales también tienen este "defecto".

Aunque es cierto que no hay ningún problema en utilizar otros idiomas, como por ejemplo el catalán o el español, sí tenemos problemas cuando intentamos hacer uso de varias lenguas a la vez.

Algunas organizaciones, sobre todo del ámbito privado, han solucionado este problema ofreciendo su presencia en las redes sociales en un solo idioma, pero esta solución no la pueden aplicar - genéricamente - las administraciones públicas que deben realizar su comunicación como mínimo en las lenguas oficiales - en nuestro caso en catalán y en español - y en muchos casos también en inglés por el público internacional.

En este documento se aportan 3 ejemplos de las estrategias que han seguido algunas administraciones públicas en este sentido.

Al final del post os indico cual es, a mi entender, la estrategia lingüística a seguir.



Generalitat de Catalunya:

Como os comentaba, hace un mes que la Generalitat hizo público su Guía de Usos y Estilo en las redes sociales de la Generalitat de Catalunya.

Es un documento muy interesante que marca las pautas para homogeneizar procedimientos, comportamientos y presencia gráfica en las redes sociales en los departamentos de la Generalitat que quieran estar en dichas redes.

Como es lógico, en este documento se habla también de criterios lingüísticos. Por ejemplo se aconseja tener un tono formal pero, a la vez, cercano y fresco de acuerdo con la manera de ser y de actuar que se tiene en las redes sociales.

Evidentemente, como no podía ser de otra manera, también indica que hay que utilizar un lenguaje no sexista, no discrimatorio, neutro y usando un orden lógico y natural en las frases.

Respecto al uso de los idiomas, da estas pautas:
  • En el caso de los blogs, estos se redactan siempre en catalán, aunque la plataforma de blogs corporativos (hecha con WordPress) dispone de versiones en catalán, español e inglés. Por lo tanto, el blog que se desee tenerlo en varios idiomas sólo será necesario activar la versión correspondiente. Pero no se define ninguna estrategia sobre cómo gestionar el multilingüismo en los blogs, ¿se traducen todos los posts?, ¿sólo algunos en concreto?, ¿cómo se contestan los comentarios?, ¿en el idioma del comentario? Entiendo que se deja la estrategia lingüística a la elección del propietario del blog.
  • En el caso de Twitter la estrategia es clara: "Los tuits se redactan mayoritariamente en catalán, la lengua común y propia. También se pueden redactar en español y en inglés, según el tipo de contenidos de que se trate. En cuanto a los retuits, se respetará la lengua en que han sido escritos originariamente". Además, sólo se permite un usuario de Twitter por departamento, por tanto, no se permite tener un usuario por idioma y por departamento.
  • El caso de Facebook es muy parecido al de Twitter, es decir, sólo un usuario (en este caso página) por departamento y utilizando mayoritariamente el catalán, sin excluir el uso en español o en inglés.
  • Para el caso de LinkedIn no se indica nada sobre el uso de idiomas.
  • Para el caso de YouTube tampoco se indica nada sobre el uso de idiomas, y eso que en este caso habría que decidir si los vídeos tienen traducción subtitulada o no.
  • Dado que Flickr es esencialmente un repositorio de imágenes, las cuestiones lingüísticas no son problemáticas en este caso, (aunque sí afecta a los títulos y, sobre todo, a las etiquetas utilizadas para "clasificar" las imágenes).
  • En el caso de SlideShare no se indica ninguna estrategia lingüística aunque si se visita la cuenta genérico que tiene la Generalitat en esta red vemos que algunas presentaciones se traducen a tres idiomas (catalán, español e inglés), otros sólo están en catalán y español o sólo catalán, es decir, no parece que haya una estrategia clara.
Resumiendo, la Generalitat ha editado una guía para sus departamentos sobre cómo tienen que usar y estar en las redes sociales, en esta guía se deja claro que sólo habrá una cuenta por departamento y red social, es decir, no se permite tener una cuenta por cada idioma.

Pero no se indica nada más sobre la estrategia lingüística, lo deja a la elección de cada responsable de cuenta.



Museu Picasso:

El Museo Picasso es uno de nuestros museos con más presencia y uso en las redes sociales. Por lo tanto, la estrategia lingüística es un aspecto en el que ya han invertido tiempo.

El Museo tiene establecida una comunicación trilingüe (catalán, español e inglés) en casi todo lo que edita o elabora, con alguna excepción como por ejemplo algún dossier de prensa de tema más local.

La web (http://www.museupicasso.bcn.cat/) es trilingüe en prácticamente todos los contenidos, hay que tener en cuenta que el 75% del público visitante del Museo es de origen internacional.

Sin embargo, el público en las redes sociales es justo el inverso, el 75% es de origen español y el 25% restante es de origen internacional.

Aunque la política del Museo en este ámbito no es estanca y precisa, (dada la novedad de este mundo), es bastante clara:
  • No se abren perfiles separados para cada lengua (en ninguna red social).
  • En el caso del blog el 85% de los contenidos se traducen a tres idiomas (catalán, español e inglés). No se traducen artículos de interés muy local o por falta de tiempo en algunos casos en que hay que ser muy ágiles. Actualmente se está preparando la migración a la nueva versión de WordPress que permite una mejor gestión del multilingüismo.
  • En el caso de Twitter el Museo "tuitea" en los 3 idiomas, pero no se repiten 3 veces los tuits, sería molestar a los seguidores y provocaría rechazo, por lo que se limitaría su crecimiento. Habitualmente lo que se hace es "tuitear" en el idioma más adecuado en función de lo que (y a quién) se esté comunicando: por defecto se "tuitea" más en inglés (por el público internacional y por el público de la comunidad museística), pero no se olvida del catalán y del español. En catalán se "tuitea" si es de ámbito local, y en español si se pretende llegar al resto del Estado o Sudamérica. Algunas veces también se ha "tuiteado" en francés. Los retuits se escriben manteniendo el idioma del tuit.
  • En Facebook predomina el uso del catalán (lo que de vez en cuando hace que recibamos algún comentario como éste: "qué lástima debe ser interesante pero no leo el catalán") aunque se va alternando y dando cabida a las 3 lenguas tratando de hacer frases muy sintéticas y que no quede una parrafada excesiva. En todo caso, desde el mismo Museo, se reconoce que aún no han encontrado la solución idónea en la gestión lingüística por esta red.



Irekia:

Irekia es el portal del Gobierno Vasco en consonancia con el nuevo paradigma de Open Government que se está empezando a implantar en varios gobiernos, especialmente del ámbito anglosajón.

La política lingüística de este portal coincide con la institucional: bilingüe en los dos idiomas co-oficiales (euskera y español) y, también, buena parte de los contenidos traducidos también al inglés.

La idea de tener varios perfiles (en Facebook y Twitter) uno por cada idioma se rechazó por "convivencia y normalización", es decir, separarlo no sólo provoca dividir los seguidores y complica la gestión sino que, además, tal como se nos apunta desde Euskadi, no se fomenta la normalización y la convivencia de las dos lenguas co-oficiales.



En mi opinión, cuando se decida una estrategia lingüística hay que tener en cuenta diferentes aspectos:
  • Debe prevalecer el público al que te diriges, conocer bien sus características, no tiene sentido traducirlo todo a 3 (o 2) idiomas si realmente no es necesario, (ahora más que nunca, hay que hacer un buen uso de los escasos recursos disponibles).
  • También hay que tener en cuenta las características de cada red social, no es lo mismo Twitter (mensajes muy breves, como si fueran titulares) que Facebook (permite explicar mucho más).
  • Por otra parte, y sin que ello entre en contraposición en el primer punto, hay que tener en cuenta que las instituciones catalanas tienen la obligación de fomentar el conocimiento y uso de la lengua catalana, por lo tanto, hay que comunicarse preferentemente en esta lengua. Y no se puede aceptar nunca el argumento de comunicar sólo en español dado que todos los catalanes sabemos español.
  • Además, el español es co-oficial en Catalunya, por tanto, también hay que utilizarlo.
  • Y obviamente hay que tener bien presente qué recursos dispones, las redes sociales son adictivas y, también, grandes consumidoras de tiempo, si lo triplicas aún consumirá más recursos.
Mi opinión es que hay que tener cordura y no entrar en integrismos estúpidos y difíciles de gestionar, es decir, en mi opinión la estrategia lingüística a seguir es:
  • Aunque sea obvio, muchos pocas administraciones lo han hecho: primero hay que definir una estrategia lingüística, es necesario que el trabajador público que gestiona la comunicación en una red social sepa cómo tiene que hacer esta comunicación. Esta estrategia debe tener en cuenta la política lingüística que tenga la institución (aunque seguro que diferenciará en algunos aspectos).
  • Diferenciar la estrategia lingüística en función del público que tienes en cada red social, no es el mismo público el que está en Facebook que lo que está en LinkedIn.
  • En las administraciones públicas no recomiendo tener un perfil para cada idioma (aunque hay organizaciones que lo hacen, como por ejemplo - en este caso es una organización privada - el FCBarcelona):
    • Genera más complejidad en la gestión.
    • Divide el volumen de seguidores.
    • No fomenta la integración, la convivencia y la normalización lingüística.
  • Consecuentemente, soy partidario de tener sólo un perfil por red social.
  • Dado que hay que hacer un uso racional de los recursos, yo diferencia entre los perfiles "generalistas" (Generalitat de Catalunya, Ayuntamiento de Barcelona, etc) de los más concretos (Departamento de Justicia, Concejalía de Medio Ambiente y Vivienda, etc). Los perfiles más "generalistas" son los que será necesario que se comuniquen en las lenguas co-oficiales y, en buena parte también, en inglés, en cambio los otros perfiles tendrán más libertad para hacer menos traducciones.
  • En el caso de las administraciones públicas catalanas, de este último punto se deriva que probablemente en la mayoría de usos en las redes sociales (de los perfiles no "generalistas") se utilizará de forma preferente el catalán, de hecho, esto ya está pasando ahora. Pero no es ningún error ni lesiona los derechos de nadie, en mi opinión es un uso racional de los recursos de unos servicios dirigidos a la ciudadanía de Catalunya. De hecho, lo importante es saber a quien te diriges, y si este colectivo mayoritariamente sólo utiliza un idioma pues comunícate con este idioma (sea catalán, español, inglés o cualquier otro idioma).
  • Como no podía ser de otra manera, coincido plenamente con las pautas que marca la Guía de Usos y Estilo en las redes sociales de la Generalitat de Catalunya respecto el tono usado en la comunicación, la formalidad, la proximidad, frescura empleadas; la no discriminación por sexo, clase social, nivel económico, raza, etc.
En el fondo, y como es habitual, sólo se trata de conocer bien el ámbito donde estás comunicando (redes sociales), a quien estás comunicando, ser flexible y aplicar sentido común, nada más.

Al fin y al cabo, tal vez nos complicamos la vida, sólo hay que hablar una misma lengua en varios idiomas ... ;-)



Agradecimientos:

Enlaces relacionados:

Imágenes:
  • La imagen inicial la he obtenida de este post.
  • La imagen final la he obtenida de este post.

12 comentarios:

Félix Serrano dijo...

Por supuesto, nunca debemos olvidar que el idioma es primordialmente una herramienta de comunicación. Así que lo lógico es usar el idioma adecuado para que te entiendan aquellos a los que te diriges.

Si se trata exclusivamente de catalanes, podrás elegir entre catalán o español. Pero si son "españoles" en general, entonces lo lógico es usar el idioma español.

MarcG dijo...

Félix,

Coincidimos plenamente.

Como decía en el post, sólo se trata de aplicar el sentido común y dirigirse al público objetivo en el idioma (o idiomas) que utilice este público.

El problema es que a menudo la política (mal aplicada), los integrismos y la demagogia provocan que el sentido común no se aplique y se genere un despilfarro de recursos...

Gracias por pasarte por aquí.

Félix Serrano dijo...

De nada, Marc.

Fíjate que en el mundo virtual las fronteras se difuminan. Así que pretender aplicar determinados modos de conducta y comportamiento en un mundo abierto, como el de las limitaciones idiomáticas, no es que no tenga sentido, es que es sencillamente un error.

Yo he tenido algunas desagradables experiencias idiomáticas en Cataluña, precisamente porque me ha hablado gente en Catalán (un buen discurso) sabiendo perfectamente que yo no le he entendía y por supuesto pudiendo haberlo hecho en Español.

Estoy seguro de que Barcelona es una ciudad maravillosa pero no te oculto que le he cogido cierta manía desde entonces.

A mi no me preocupa tanto el despilfarro de recursos como la sensación de que, a lo mejor, podríamos haber tenido una interesante y constructiva conversación y sin embargo uno de los dos se ha negado a comunicarse, deliberadamente, y teniendo en la mano los medios para lograrlo.

Pero creo que el mundo virtual deshará en gran medida estos prejuicios, o bien los que lo defiendan a ultranza se convertirán en un ghetto.

MarcG dijo...

Félix,

En el post cuando hablo de "integrismos" me estoy refiriendo a, entre otros, a la gente que habla en catalán y no se pasa al castellano (que evidentemente lo conoce) cuando hay alguién que no sabe de catalán.

Me sabe mal que hayas tenido esta mala experiencia pq, sinceramente, no es lo habitual.

Soy un acérrimo defensor del catalán, es lógico, es mi lengua materna... pero ello no implica que esté en contra del castellano o de otras lenguas.

Todo lo contrario, si de algo me quejo a mi mismo es de no conocer (y dominar) más idiomas, es una riqueza (y un lujo) conocer varias lenguas.

Por desgracias en este ámbito (como en tantos otros) la (mala) política ha provocado mucho daño, mucha demagogia, mucho populismo... :(

Si sólo es necesario tener respeto y sentido común, nada más.

José Ignacio Familiar dijo...

Estoy en general muy de acuerdo con tus propuestas.

Pero no debemos olvidar la creciente disponibilidad y utilización de herramientas de traducción online, que si bien no sirven para mantener el atractivo de un texto literario, sí te permiten comprender en un 60 o 70% el contenido de una información. Incluso más si se trata de lenguas cercanas como el catalán y el castellano. Esto permite no tener que traducir la mayoría de las comunicaciones para que se puedan comprender más que razonablemente en la otra lengua cooficial.

Y en este tema de los idiomas cooficiales, es mejor no entrar en el debate de los derechos, porque al final acabamos creando problemas donde ya se funciona correctamente con pragmatismo.

Alorza dijo...

Gracias por este tratado de bilingüismo on-line. Me lo guardo para estudiarlo :-)

Família Graells i Roca dijo...

Como José Ignacio, coincidimos en un sentido general, pero no vayamos a debatir lo que marcha bien en la práctica :) Como ya aporté en la versión catalana del blog de Marc (gracias por la oportunidad), vivimos en un país donde demasiado a menudo se suele confundir lo del respeto lingüístico hacia un lado de la balanza y, en tiempos de bidireccionalidad, diversidad y respeto, más vale ser cautos en el tema.
Si aplicásemos criterios sólo funcionales atendiendo al público de nuestra comunicación, seguramente pronto no necesitaremos usar nuestros sistemas lingüísticos específicos. Lo haremos directamente en inglés. ¡Qué pena! ¿No? No hay nada mejor que la diversidad, la hibridación, la mezcla, el contacto... requisitos básicos para la innovación en todos los niveles, pero también para el frágil ecosistema de las lenguas.
Y podríamos seguir con los conceptos de lenguas minorizadas y lenguas hegemónicas; deberíamos invitar a socilingüistas y demás... Pero no és el caso, sólo subrayar nuestro deseo de poder hacer compatible el uso normal de cada uno con su lengua lengua propia, también en Internet :)))

MarcG dijo...

José Ignacio,

Es cierto que las herramientas de traducción automática han mejorado muchísimo y, además, están disponibles en muchos casos de forma gratuita.

También es cierto que entre el catalán y el castellano la traducción automática es bastante buena... sin embargo, creo que aún queda camino por recorrer, la situación no es suficientemente madura como para realizar las traducciones de forma automática.

Claro que ésta es mi opinión a día de hoy, ya sabes que la tecnología avanza muy rápidamente... ;-)

Gracias por la visita.

MarcG dijo...

Alberto,

"tratado de bilingüismo on-line"

Hombre, yo no llegaría a tanto... ;-)

Sólo un recopilatorio de experiencias (pocas!) con el objetivo de dar ideas a otras administraciones que esten en situaciones parecidas.

Saludos.

MarcG dijo...

Jordi,

Tal como te comenté en la versión en catalán de este post, se trata de tener (y aplicar!) sentido común en un contexto de reducción de los (escasos) recursos públicos.

Y, especialmente, de dejar de lado los prejuicios y los debates estériles y ser más pragmático.

De hecho, tal como comentas, "no vayamos a debatir lo que marcha bien en la práctica" ;-)

Laura Yago dijo...

un post muy ilustrativo y que reflexiona sobre un tema muy importante y estratégico en las instituciones y empresas actuales..

MarcG dijo...

Laura,

Gracias!

Un saludo.