miércoles, 11 de marzo de 2009

¿Las escuelas matan la creatividad?

(Aquí teniu disponible el post original escrit en català)

Reconozco que este título ('¿Las escuelas matan la creatividad?)' es, como mínimo, polémico.

Pero éste es el mensaje que Sir Ken Robinson promulga en un vídeo de una presentación suya que hizo en las sesiones TED del 2006, (gracias Núria por pasarme el vídeo).

(haced click en la imagen para verla más grande)


Primero comentar que Sir Ken Robinson es un experto internacional en el desarrollo de creatividad, innovación y recursos humanos. Si queréis saber más aquí tenéis más información.

TED es el acrónimo de 'Technology, Entertainment, Design'. La parte más conocida de esta organización es la conferencia anual que se realiza en Monterey, California, desde su creación en 1984 para Richard Saul Wurman y Harry Marks.

El objetivo de estas conferencias es ofrecer tendencias, innovación, creatividad ... de hecho, su objetivo es 'spreading ideas', con las (nuevas) ideas mejorar el mundo.


En el vídeo Sir Ken Robinson demuestra que es un gran orador, que sabe ganarse al público y, además, entretenerlo y, a la vez, explicar ideas, conceptos muy punzantes.

Aquí tenéis el vídeo:



Empieza hablando de la importancia de la educación, nadie lo duda.

Pero qué sentido tiene educar (con el conocimiento actual) a nuestros hijos si, con la rapidez actual de los cambios, no sabemos ni como será el mundo de aquí a 5 años; ésta es una de las primeras reflexiones que hace.

Por otra parte, los niños, por el simple hecho de ser niños, tienen una extraordinaria capacidad por innovar, para ser creativos. De hecho, Sir Ken Robinson comenta que actualmente la creatividad es tan importante como la alfabetización. (Ésta es una de las afirmaciones que hace en el vídeo que provocan reflexión).

Expone el ejemplo de una niña de 6 años que estaba en clase dibujante a Dios. La profesora le preguntó:
  • ¿Qué estás haciendo?
  • Dibujando a Dios.
  • ¡Pero si nadie sabe cómo es Dios!.
  • Lo sabrá en un minuto...
Esta enorme capacidad de creatividad que tienen los niños, unido a una buena dosis de ingenuidad configura un cóctel muy interesante para innovar, para ver los ojos de otra manera... pero nuestra educación (hecha por los adultos) les hace perder esta creatividad, esta ingenuidad, les 'adoctrina'.

Por otra parte Sir Ken Robinson también comenta que los niños se arriesgan, no tienen miedo a equivocarse, prueban continuamente, (es como si practicaran el trystorming). Ésta es una de las cualidades que más se valoran actualmente, la capacidad de 'tirarse a la piscina', es una calidad imprescindible para ser creativo o, por ejemplo, para ser emprendedor.

Desgraciadamente a medida que estos niños van creciendo, a medida que se van 'educando', también van perdiendo esta calidad de arriesgarse, se vuelven más temerosos de equivocarse. Eso es fruto del hecho de que estigmatizamos los errores, premiamos a los que no hacen errores, no los que se arriesgan.

Los niños son muy inteligentes, enseguida captan el mensaje y hacen lo que le pedimos: no hacer errores que se traduce en no arriesgarse, no innovar, no ser creativos.

El orador se pregunta por qué motivo en todos los sistemas educativos las matemáticas están por encima, por ejemplo, de la danza. Le da la sensación que el sistema educativo está pensado sólo para crear profesores universitarios. De hecho, todo el sistema educativo está pensado para llegar a la Universidad, es el objetivo máximo.

No obstante, se calcula que en los próximos 30 años se graduarán más personas que las que nunca se hayan graduado en toda la historia de la Universidad. Por lo que habrá más titulados que nunca. Resultado: los títulos no servirán para nada, no tendrán ningún tipo de valor. Se necesitará un máster o un doctorado donde antes necesitábamos una licenciatura, (eso me recuerda a toda la polémica que ha suscitado el Plan de Bolonia de remodelación de la educación universitaria e Europa). Sir Ken Robinson lo define como un proceso académico de inflación.

Se tiene que repensar radicalmente un cambio de lo que entendemos por inteligencia. Ésta es diversa, dinámica y distintiva.

Expone el caso de Gillian Lynne una de las coreógrafas más conocidas, con más prestigio. Por ejemplo ideó la coreografía de Cats y The Phantom of the Opera.

Gillian Lynne no era un buen estudiante, de hecho, sus profesores creían que tenía un trastorno de aprendizaje, no podía concentrarse, estaba siempre inquieta; su madre la decidió llevarla a un especialista cuando sólo tenía 8 años.

Este especialista estuvo un buen rato escuchando lo que le decía la madre de Gillian Lynne. Después dejó a la niña sola en el despacho poniendo en marcha previamente la radio.

Gillian Lynne empezó a mover los pies al ritmo de la música que retransmitía a la radio. Sin que lo supiera, su madre y el especialista le estaban observando.

Al cabo de un rato el especialista le dijo a la madre: "Su hija no está enferma, es una bailarina. Llévela a una escuela de danza".

Su madre hizo exactamente eso y Gillian Lynne pudo expresar toda la creatividad que llevaba dentro de si. El resultado son muchísimas producciones de teatro musical que han hecho felices a mucha gente y, además, ella se ha hecho multimillonaria.

Imaginaos qué habría pasado si el especialista le hubiera recetado un calmante y le hubiera 'matado' la creatividad dejándola tal como estaba.

Sir Ken Robinson define la creatividad como el proceso de tener ideas originales que aportan valor. Explica que la única esperanza de futuro es adoptar lo que él nombra 'ecología humana', dicho de otra manera, hace un símil comentando que los actuales sistemas educativos han minado nuestras mentes de la misma manera que extraemos minerales de la tierra. Hay que repensar (y reflexionar) los cimientos en que está basada la educación, no se trata de hacer un remiendo sino de una revolución total. El objetivo es educar mejor a nuestros hijos para que tengan un futuro más esperanzador.

(La imagen que ilustra éste post la he obtenido de aquí.)

Enlaces relacionados:

4 comentarios:

Ioannes Xabier dijo...

Seth Godin también trata el tema en 'La Vaca Púrpura' , no en contra de la escuela, pero sin en la idea de "adoctrinamiento" para un futuro próximo, en que el alumno identifica al maestro con el "jefe", cierta forma de alienación para que el alumnno-empleado no destaque, uniformización para que no haya Vacas Púrpuras...Claro, que como todo tiene su lectura positiva, como la negativa.

MarcG dijo...

¿Seth Godin? Uno de los gurús que tengo pendiente de seguir desde que estudié marketing.

Salvando las distancias, que son muchas, acabo de acordarme del 'Another Brick In The Wall' de los Pink Floyd con su:

"We don't need no education
We don't need no thought control
No dark sarcasm in the classroom
Teachers, leave them kids alone
Hey, Teachers, leave those kids alone
"

Carlos González dijo...

¿PUEDEN LAS ESCUELAS CONVERTIRSE EN UNIVERSIDADES…?

La idea de que enseñar es volcar conocimiento en los alumnos ha puesto un freno a nuestra creatividad, dando lugar a una geometría social de dependencia: unos pocos se sitúan por encima en la pirámide de la creatividad. Esa geometría ha provocado cosas como la concentración del conocimiento, con la consiguiente posible manipulación de unos pocos sobre unos muchos.
Una sociedad verdaderamente democrática debe comenzar por nutrir la creatividad de todos sus ciudadanos: todos deben tener la oportunidad de aportar su luz, de brillar. La educación es clave en este proceso. Si los alumnos empiezan a mostrar su propia luz en nuestras escuelas… ¿hasta dónde podríamos llegar….?
Te invito a ser creativo y a acompañarme en la respuesta a esta pregunta:

http://ladanzadelavida12.blogspot.com/2011/12/hacia-una-nueva-geometria-del.html

MarcG dijo...

Carlos,

Gracias por tu comentario.

Saludos.