lunes, 12 de octubre de 2009

Aplicar el 'dospuntocerismo' en la Administración Pública: una cuestión de voluntad

(Aquí teniu el post original escrit en català)

El miercoles de esta semana, dia 14/10/09, está prevista una nueva sesión web del Centre d'Estudis Jurídics i Formació
Especialitzada (CEJFE) que depende del Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya.

En este caso quien está previsto que conduzca la sesión es Genís Roca (aquí tenéis información sobre el Genís) con el título:

Trabajar en red en la Administración, ¿por dónde empezar?

Como no podía ser de otra manera, teniendo en cuenta la temática de la sesión, se ha abierto un debate para que todo el mundo pueda decir en él su opinión.

El debate se está efectuando en Facebook, y se han recibido 67 aportaciones (hasta hoy 12/10/09).

Intentaré hacer un resumen (aunque ya adelanto que es difícil sintetizar estas 67 aportaciones dada la extensión y la riqueza que tienen la mayoría).

Se han explicado iniciativas de proyectos 2.0 o de trabajo en red en la Administración, por ejemplo:
  • SIRE (Servicio de Innovación e Investigación Educativa) del Departamento de Educación de la Generalitat.
  • RECERCAT (Dirección General de Investigación de la Generalitat.
  • "Sant Feliu On Line-Ciutat Digital" del Ayuntamiento de Sant Feliu de Llobregat.
  • Debatdevi de l'Incavi.
  • Servicio de Formación Agraria del Departamento de Agricultura y Ganadería de la Generalitat.
  • Oficina Virtual de Trámites de la Generalitat.
  • Departamento de Justicia de la Generalitat.
  • Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet.
  • Secretaría de Política Lingüística de la Generalitat.
  • Ayuntamiento de Santa Margarida i els Monjos.
  • Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida.
  • Museo Picasso.
  • VISESA en el Gobierno Vasco.
  • Patrimonio de la Generalitat.
Algunos de estos proyectos son de comunicación (de cara al ciudadano) otros son más complejos ya que implican modificar la forma de trabajo de los funcionarios.

Pero más que saber quién está haciendo algún proyecto que podríamos considerar 2.0, lo que interesa - de cara al debate - es saber qué problemas han aparecido al intentar implantar proyectos 2.0.

Al hablar de problemas han aparecido muchísimos y, como es lógico, dependen de las características de cada administración.

Aquí comentaré los que, según mi opinión y mi experiencia, son los que resaltaría (de todos los que se han dicho en el debate en Facebook):
  • Voluntad (falta de): Para mí este es el punto clave. Ya hace muchos años un destacado miembro de la Universidad Politécnica de Catalunya me comentó "Con voluntad se consigue lo que sea, sin voluntad no se hace nada, por sencillo que sea".
Es evidente, sin embargo, que hay otras características que pueden ayudar a que no se requiera 'mucha' voluntad:
  • Liderazgo (falta de): Es necesario que alguien (o algunos) lideren el proyecto 2.0. Me refiero a aquellas personas que deberán convencer a la dirección para que le den el visto bueno al proyecto. Pero también son los que tendrán que convencer a las bases para que se impliquen en el proyecto, esto es especialmente crítico para aquellos proyectos 2.0 orientados en clave interna.
  • Desconocimiento: Todo el mundo sabe que somos reacios a lo desconocido y, además, sólo sabemos ver los problemas que tiene, no las virtudes. El caso del 2.0 es un claro ejemplo. Estos últimos días ha dado la casualidad que he comido con profesionales informáticos - de reconocidas instituciones - que me preguntaban sobre web 2.0 (que no 'dospuntocerismo'). Cuando les explicaba que no era una cuestión tecnológica sino un tema de actitud, un tema de valores, inmediatamente - en todos los casos - me han respondido que ellos no quieren perder su intimidad en el Facebook. Aunque les intentaba explicar las bondades ya los veía en sus caras que no les convencía ... Hay mucho desconocimiento y este desconocimiento genera miedo, el miedo provoca reacción negativa. Hay que educar y hacer pedagogía.
(chiste de Forges encontrado aquí)
  • Actitudes 2.0 (falta de): Otro gran problema es que la mayoría de empleados públicos - y especialmente la dirección pública - no tienen 'inculcados' los valores 2.0 necesarios para poder sacar adelante proyectos 2.0. Me refiero a valores como el trabajo en red, compartir, colaborar, reutilizar, confiar, buscar la sencillez, en evolución continua, basado en la meritocracia, ser openmind, apasionados, etc. Sin estos valores es difícil sacar adelante un proyecto 2.0, por el simple hecho de que no lo entenderán.
  • Poder (repartición de): Si realmente somos 2.0 entonces hemos entendido (y los practicamos) los valores 2.0. Uno de ellos es la meritocracia, es decir, eres importante por lo que haces, no por lo que eres. Es evidente que esto provoca una repartición del poder, éste ya no depende de una (rígida) escala jerárquica - muy implantada en las administraciones - sino que la estructura se aplana repartiendo el poder. Esta pérdida de poder (por parte de quien lo tiene actualmente) es un freno a la realización de proyectos 2.0 (ya que los que deben aprobar dichos proyectos 2.0 son los que perderán el poder).
  • Funcionamiento 2.0 (falta de): Relacionado con el tema de las actitudes 2.0, es necesario que la administración cambie lo necesario de cara a tener un funcionamiento 2.0. Un ejemplo lo encontramos en la agilidad, es evidente que este concepto no es el más usual en nuestras administraciones, hay que cambiar para que sean ágiles. La agilidad es una característica de la (nueva) Sociedad Red, ya no es un concepto propio del 'dospuntocerismo', va más allá. Otro ejemplo lo tenemos en la opacidad: las administraciones son muy estancas, no dejan que la ciudadanía pueda participar en su funcionamiento interno. Es necesario que se abran y que dejen que la ciudadanía se implique, es una muy buena forma de reducir la actual desafección (y desconocimiento) que hay en la ciudadanía hacia las administraciones públicas. También es necesario que se modifiquen procedimientos internos, simplificarlos, y si es necesario cambiar algunas leyes (obsoletas) que ponen palos en las ruedas. En el fondo lo que hace falta es cambiar el modelo organizacional de las administraciones.
  • Gestión del conocimiento (falta de): Hay una clara falta de gestión del conocimiento en las administraciones y eso les hace perder eficiencia (y en algunos casos eficacia). Por lo menos no suele haber ninguna gestión del conocimiento que sea transversal a toda la administración.
  • Gestión del talento (falta de): Algunas administraciones tienen miles de empleados públicos, su talento, la suma de todos los talentos individuales, bien gestionados, puede dar una fuerza brutal. Desgraciadamente ahora tenemos administraciones internamente pensadas en los procesos, deberíamos ir en administraciones internamente pensadas en los trabajadores, en su talento (y de cómo aprovechar al máximo).
  • Métricas (ausencia de): Desgraciadamente aún no disponemos de suficientes métricas, de números, que convenzan a la dirección de las bondades de los proyectos 2.0. Este es, a mi entender, un punto importante ya que no hay forma más fácil de convencer a alguien que siendo absolutamente objetivos, es decir, con números.
  • Objetivos (ausencia o desconocimiento de): Este ya no es un tema 2.0, es una cuestión de sentido común. Antes de implementar ningún proyecto hay que tener claro cuáles son sus objetivos, es decir, no se trata de hacer un proyecto 2.0 por el simple hecho de que hay una moda 2.0, hay que tener claro qué objetivos se persiguen i de si lo 2.0 puede ayudar en conseguir dichos objetivos.
  • Perfección (búsqueda de): En algunos casos - pocos - se tiene convencida a la dirección para realizar un proyecto 2.0 pero esta pide un control y un nivel de perfección que hace que este proyecto no termine nunca. El mundo 2.0 es de evolución continua, por lo que hay que salir enseguida que esté un poco 'visible' y ya se irá depurando poco a poco. No esperemos a tenerlo todo perfecto, corremos el riesgo de no salir nunca o salir tarde. Seguimos la táctica del 'divide y vencerás', es decir, empezamos por aspectos concretos para, poco a poco, pasar a la totalidad del proyecto.

Para mí estos son los principales frenos a la puesta en marcha de proyectos 2.0 en la Administración.

Evidentemente hay muchos más, pero creo que estos son los principales (al menos por mi experiencia)

Por otro lado, fijaros que en mayor o menor medida estos problemas no son sólo propios de la administración, son propios de las organizaciones en general, ya sean administraciones públicas o empresas privadas, especialmente en el caso de organizaciones con un alto volumen de trabajadores.

Insisto en que es un tema de voluntad...


Enlaces relacionados:

5 comentarios:

Anna dijo...

Gràcies, Marc, per l'excel·lent exercici d'anàlisi i síntesi. És una qüestió de voluntat, ben cert, però em penso que també de "dimensions". Un projecte 2.0 abasta l'organització des de dalt fins a baix i també transversalment, afectant a totes les àrees. I ho fa de manera que entra a modificar fins a l'ADN de l'administració, fins a la medúl·la. I aquest abast és el que potser fa més complex que alguns s'atreveixin a tirar-se de caps a la piscina. Em temo que haurem d'aprendre a esmicolar el gran projecte 2.0 en talls més "digeribles" i traçar un llibre de ruta intern per avançar, de manera que arribem a la totalitat en base a la suma de parts.

Anna dijo...

[Creí que comentaba en la versión en catalán. Así que disculpas y traduzco]

Gracias, Marc, por el excelente ejercicio de análisis y síntesis. Es una cuestión de voluntad, cierto, pero sospecho que también de "dimensiones". Un proyecto 2.0 abarca la organización de arriba hasta abajo y también transversalmente, afectando a todas las áreas. Y lo hace de manera que entra a modificar hasta el ADN de la administración, hasta la médula. Este alcance, quizás, es el que hace más complejo que algunos se atrevan a tirarse de cabeza a la piscina. Me temo que deberemos aprender a desmigar el gran proyecto 2.0 en trocitos mas "digeribles" y trazar un libro de ruta interno para avanzar, de manera que lleguemos a la totalidad en base a la suma de las partes.

MarcG dijo...

Anna,

Efectivamente las dimensiones también juegan un papel destacado.

No obstante, creo que un proyecto 2.0 no se tiene que realizar nunca en clave de toda la Administración (si ésta es de dimensiones importantes).

Tal como comento, hay que hacer un 'divide y vencerás', y no actuar en totalidad sino a 'trocitos'.

Si pretendemos abordarlo en clave de toda la Administración el proyecto no llegará nunca a buen puerto.

Este es, a mi entender, uno de los erroros más habituales, pensar en hacer grandes proyectos 2.0 que nunca acaban realizándose.

Mejor ir paso a paso...

Gracias por la visita.

Montse dijo...

Hola Marc,
No nos conocemos pero espero que traigas este post bajo el brazo el proximo miércoles.
Es un "resumen" esplendido, aporta luz, claridad y estructura.
Muchas gracias!

MarcG dijo...

Montse,

Gracias por la visita... y por los halagos.

El miércoles estaré en el debate (Genís me ha comentado que quiere organizar la sesión más como un debate que no como una ponencia), estaré encantado de saludarte.