lunes, 10 de noviembre de 2008

Visión de la Sociedad Red desde la empresa. Aportación de Enrique Dans en el curso SociedadRed 2008.

(Aquí teniu disponible el post original escrit en català)


Después de la aportación de Irene Mia al curso 'Sociedad red: cambios sociales, organizaciones y ciudadanos', (i explicada aquí), aquí os comentaré lo que explicó Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa.

Enrique Dans empezó su aportación a este curso levantándose y acercándose al público, se nota que es un gran orador. Lo que quiso es empezar con una visión histórica y un repaso a los temas más 'calientes' relacionados con la sociedad red.

Empezó hablando de la definición de Internet y de la evolución de la humanidad:
  • 6 millones de años atrás hubo un gran cambio: Alcanzamos la capacidad de hablar. Podíamos transmitir el conocimiento.
  • 5 millones de años atrás hubo otro gran cambio: Alcanzamos la capacidad de escribir. Ahora podíamos hacer que el conocimiento persistiera. Sin embargo, muchos pocos teníen la capacidad de escribir.
  • 5 siglos atrás hubo una otro cambio importante: La imprenta. Con este ingenio podíamos replicar el conocimiento 'de forma masiva'. No obstante, con el paso de los siglos el acceso a una imprenta se vuelve cada vez más difícil, de la misma manera que pasó con la radio, el acceso se regulariza, se parcel·litza y se deja de tener un acceso libre y totalmente democrático hacia estas herramientas.
  • A finales del siglo XX hay otro cambio: Aparece Internet (aquí tenéis un enlace para saber exactamente la edad de Internet). Podemos comunicarnos instantáneamente a nivel mundial. Pero en este caso, vamos en dirección contraria a los anteriores cambios, Internet se abre cada vez más, es más popular, más usado, a medida que va pasando los años y este cambio se está haciendo de forma ultra-rápida.

    En este punto Enrique Dans quiso dar una definición de qué es una organización.
Según la Real Academia de la Lengua Española una organización es:
"1. f. Acción y efecto de organizar u organizarse. 2. f. Disposición de los órganos de la vida, o manera de estar organizado el cuerpo animal o vegetal. 3. f. Asociación de personas regulada por un conjunto de normas en función de determinados fines. 4. f. Disposición, arreglo, orden."
Aquí nos interesa la tercera definición:
"3. f. Asociación de personas regulada por un conjunto de normas en función de determinados fines."
También citó al economista (y premio Nobel de economia en el 1991) Ronald Coase:
"Nos organizamos, coordinamos, en una empresa para reducir costes de transacción."
Pero... ¿esto sigue siendo válido?

Pongamos un ejemplo que lo contradice: Linux.

Este es un caso donde mucha gente, de diferentes lugares del mungo, se unen en un proyecto muy, muy serio, muy válido, pero sin estar bajo el paraguas de una organización empresarial.

Por lo tanto, en este caso no tenemos empresa pero sí producto.

Por otra parte, tenemos el tema de los derechos de autor, un tema que se está redefiniendo completamente... De hecho, históricamente se crearon los derechos de autor para potenciar la creatividad, se tenía un incentivo al ser creativos. Hoy en día, sin embargo, la propiedad intelectual nos frena más que nos motiva, si somos honestos, constantemente estamos esquivándola, hacemos 'workarounds'; hay que redefinir todo este tema, la sociedad, la tecnología han cambiado muchísimo, hace falta que también cambien las leyes que están relacionadas.

Después de hablar de los derechos de autor comentó lo que se entiende por un
netòcrata. La netocràcia define el sistema de una red social distribuida, intenta explicar que el auténtico valor lo tenemos en la pertenencia a redes sociales. Se concluye que los valores se están cambiando, ahora es más importante la inteligencia social que la inteligencia individual.

Esta palabra fue propuesta por dos tecnólogos suecos:
Alexander Bard y Jan Söderqvist en su libro Netocracy (originalmente en sueco como 'Nätokraterna').

En la empresa, en la sociedad, empieza a haber gente que prevee y comprende los cambios que estando viniendo, actúan adelantándose al resto.

Ligado con este cambio (que en el fondo puede llegar a ser un cambio político) tenemos un problema muy serio: la brecha digital. ¿Qué hacemos con la generación perdida?, o sea, aquella gente que todavía es productiva pero que tiene una edad demasiado grande como para hacer una asimilación al mundo digital.

Hoy en día en la empresa hay una generación perdida, especialmente (y eso entorpece el desarrollo de la sociedad red) en los niveles de decisión, en las jerarquías más altas.

Ejemplos de nuevas organizaciones

A partir de este punto Enrique Dans ofreció una recopilación de casos de éxito de la sociedad red:
  • Amazon: No es una simple librería on-line, la 'gracia' es que te vende los productos (no sólo libros) que seguramente te gustarán más, conoce tus gustos gracias a lo que tú indicas y en lo que han expresado el resto de los usuarios. La novedad radica en la autoorganización de la información.
  • eBay: Consigue que los mercados sean cada vez más eficientes, se eliminan intermediarios y, gracias a la red, consigues volumen interesado por tus productos, por estrafalario que sea. La novedad radica en las nuevas organizaciones de mercados.
  • Google: La principal idea que aporta es que es el resto de gente quién hace mi trabajo (cuándo enlazan su web con otras webs).
  • Napster: La aportación principal la encontramos en la mejora de las capacidades de transmisión y de difusión de la música a bajo (o nulo) coste.
  • Blogger: La aportación nos la da en la brutal fuerza democrática de los blogs, se da voz al público de la calle de una manera muy sencilla, no hay que ser ningún técnico en informática.
  • BitTorrent: La aportación la encontramos en la compartición de la información entre todos, aunque sean grandes volúmenes de datos.
  • Friendster: Fue uno de los primeros sitios web que se dieron cuenta de que todos conocemos gente pero que, con el tiempo, los vamos olvidando. Sería muy útil tener una base de datos para organizar toda la información de contactos.
  • Keyhole: Fue una de las primeras empresas que se dio cuenta de la enorme potencia de georeferenciar la información. Posteriormente la compró Google para convertirse en el Google Earth.
  • YouTube: La idea de este servicio es bien sencilla: la gente no podía compartir vídeos, así de simple. YouTube solucionó esta necesidad ... hasta el punto que actualmente hoy en día todo está en YouTube, es un estándar de facto. Las organizaciones tendrían que utilizarlo, en el fondo es dónde está el público.
  • Facebook: Es un caso parecido al de Friendster pero con una particularidad: abrió su plataforma para que todo el mundo pudiera desarrollar aplicaciones. Aquí está el verdadero valor de Facebook: el uso de su plataforma (y eso que este desarrollo se realiza con un lenguaje propietario y es claramente mejorable).
Hoy en día hay pocas empresas, pocas organizaciones, que saquen partido de estos servicios, y pierden oportunidades y posibilidades de reducciones de costes.

Enrique Dans comentó que él participa en la empresa WeblogsSL, empresa que realiza todo tipo de blogs y consultoría sobre blogs.

Comentó que el equipo de esta empresa está formado por unas diez personas distribuidas por diferentes lugares de España (Pozuelo de Alarcón, Málaga, Barcelona) y, incluso, hay gente fuera de España.

Pero actualmente la tecnología ya no es 'ordenocéntrica' sino que ahora está 'flotando' por las nubes, (es cloud computing), gracias a esto los trabajadores de WeblogsSL pueden trabajar juntos a pesar de estar físicamente muy distantes los unos de los otros.

La escasez de la información es un modelo antiguo

Otro gran cambio provocado por Internet es que hasta hoy el valor lo teníamos al encontrar, conseguir, la información.

Pero ahora los niños van a
Google y en uno segundo tienen toda la información (¡y más!) que teníamos nosotros después de consultar diccionarios, enciclopedias y visitas a bibliotecas; y, además, tienen una información actualizada.

Por lo tanto, ahora no tiene ningún valor conseguir la información, el valor está al 'seleccionar el grano de la paja', en tener criterio propio y saber qué nos interesa, es decir, en no 'infoxicarnos'.

El otro valor es saber qué dicen de nosotros, ir a la red y saber escuchar qué se llama sobre nosotros de cara a poder captar la opinión de la gente.

Pero sin embargo, muchos de nosotros todavía guardamos la información, tenemos la obligación de hacerlo por si la perdemos ... ¿pero realmente tiene sentido hacerlo?

¿Y qué hacemos con la generación perdida?, aquella generación que es totalmente analógica y que difícilmente les llevaremos hacia la sociedad red.

Lo que se tiene que hacer es llevarlos a la nube!.

Pero para conseguirlo hace falta que les proporcionemos una propuesta de valor que los convenza para hacer el cambio, en caso contrario, por iniciativa propia, difícilmente lo harán.

Si os fijáis todos los anteriores casos de éxito pertenecen a empresas de nueva creación, dicho de otra manera, ¿por qué las empresas tradicionales no tienen éxito en Internet?

Porque ahora estamos desestructurando, aligerando estructura.

Las empresas creadas a Internet suelen tener un nivel de subcontratación muy alto, hay un ecosistema en torno a ellas.

Además, tener empresas con muy poca estructura es más sencillo (y barato) en empresas creadas desde cero que en las ya existentes.

Sin embargo, ¿por qué Internet todavía no tiene bastante prestigio?, o sea, ¿por qué no nos compramos un coche por Internet?, ¿por qué tenemos la necesidad de ir a un concesionario para comprar el coche que lo hemos estado analizando por Internet?

Porque nosotros hemos nacido analógicos y, en el fondo, todavía no nos lo creemos al 100%, además nuestros jefes todavía creen menos en Internet, sólo ven los problemas, no las ventajas.

En este punto
Enrique Dans mostró las estadísticas de uso de Tuenti mientras se disputaba el partido entre España e Italia del pasado Europeo de Fútbol. Quedó bien claro cuando eran los descansos del partido y cuando la prórroga y los penales. Anunciarse en esta plataforma seguramente habría sido provechosa si nos atendemos al volumen de usuarios conectados.

Otro ejemplo lo encontramos en el lanzamiento del navegador
Google Chrome, no se ha hecho ningún tipo de publicidad, sólo unos cómics y la viralidad se ha encargado del resto.

Las reglas del juego están cambiando y la mayoría de las empresas tradicionales no se han dado cuenta de ello.

¿Pero cómo hacemos la transición de aquello que es tradicional a este nuevo enfoque?

¡Provocando!

El coste de la tecnología es muy bajo, eso no puede ser ninguna excusa.


A partir de aquí empezó el turno de preguntas por parte de los asistentes:
  • ¿En los entornos colaborativos, cómo controlamos la veracidad de los contenidos?
  • La veracidad de los contenidos viene dada con el uso masivo. No es el mejor sistema pero sí que es bastante potente y, generalmente, bastante bueno. La clave está en tener un uso masivo, (como por ejemplo en Digg o en Menéame).
  • Hay una falta de métricas que ayuden a invertir y a tener un feedback ellas más claro.
  • No hay una falta de métricas, lo que falta es ver como nos pueden ser útiles estas métricas, es decir, falta enlazar las métricas tecnológicas con las métricas de negocio. Sin embargo, hay que reflexionar sobre ... ¿métricas de conceptos intangibles?, como medir métricas de conocimiento?

Comentario personal sobre la aportación de Enrique Dans:

Personalmente inicialmente me quedé un poco 'eclipsado' con la presentación de
Enrique Dans, es un gran orador, gesticula constantemente, se mueve continuamente, pregunta a los asistentes, sabe como mantener el interés en lo que está diciendo.

Sin embargo, por la noche, revisando mis notas vi que su aportación no había sido muy 'profunda', fue muy generalista, poco concreta, dicho de otra manera, esperaba más.

Quizás el problema es que hace tiempo que sigo su blog y puse el listón demasiado arriba ...

No obstante, considero que fue una buena aportación al curso.


Cuestiones de debate asociadas:

En el turno de comentarios y preguntas de los asistentes recuerdo que hubo gente que reivindicaban el hecho de ser analógicos, reivindicaban imprimir los correos electrónicos para guardarlos, reivindicaban poder leer sobre papel, no sobre pantalla; en el fondo reivindicaban no tener que mutar para ser 100% digitales.

Personalmente creo que no hay nada como leer un libro impreso (un libro tradicional), a menudo me imprimo los documentos porque no me acostumbro a leerlos en la pantalla...

Pero también es cierto que yo era (y todavía soy) de los que compran CDs de música...

Por lo tanto, opino que seguramente
Enrique Dans tiene razón, tarde o temprano mutaremos y seremos digitales, pero siempre habrá quien no pueda o no querrá hacer este paso.

Es lo que
Enrique Dans nombra la generación perdida.
  • ¿Creéis que en esta generación perdida contendrá mucha gente?, ¿será una brecha digital muy importante? al fin y al cabo, veo cada vez a más abuelos conectados a Internet (aunque reconozco que son una minoría).
  • ¿España está claramente retrasada con respecto a de otros países punteros en el uso de las TICs (cómo vimos aquí), ¿qué creéis que se podría hacer para cambiar esta tendencia?

Enlaces relacionados:

Cuando redacté el post original estaba escuchando la música del Bruce Springsteen, tal como estoy haciendo en todos los posts relacionados con el curso Sociedad Red 2008.
En este caso estaba escuchando el disco 'Born To Run', un disco que significó el primer éxito importante de este autor después de los discos 'Greetings from Asbury Park, N.J.' y 'The Wild, the Innocent and the E Street Shuffle'.
En este disco The Boss conectó definitivamente con el público masivo gracias, básicamente, a dos canciones: 'Thunder Road' y 'Born To Run'.
El disco ofrece unas melodías y, a la vez, una profundidad en las historias que provoca que el oyente se queda engachado desde la primera vez que lo escucha.
Personalmente me encanta el sonido de piano que inunda el disco, también valoro la frescor que tiene, se nota que es uno de los primeros discos de este autor; ¡un disco muy recomendable!

3 comentarios:

Ioannes Xabier dijo...

Me ha gustado lo de la "generación perdida". La nostalgia en la red es un fenómeno a analizar.¿Cómo objetivizarla? ¿Cómo sacar valor de ella? En la industria automovilística o incluso en la arquitectura se ve claro con los revivals de viejos modelos, como el Volkswagen Escarabajo..etc.

Muchos de los ejemplos de casos de éxito de nuevas organizaciones que cita Dans, se puede encontrar en libro "Cloud Computing" de Michael Miller.

En cuanto a lo de NETOCRACIA, ¿ no es lo que siempre se ha denominado CONFEDERACIÓN?

MarcG dijo...

@Ioannes Xavier,

Encuentro lógico querer 'sacar valor' de la nostalgia en la red, (para ser más exactos, encuentro lógico que alguin quiera 'sacar valor' de la nostalgia en la red).

Lo que no entiendo es ¿por qué objetivizarla?, a mi entender la nostalgia es un concepto claramente sujetivo.

Por cierto, por si te interesa, aquí hay una interesante página de recuerdos.

MarcG dijo...

@Ioannes Xavier,

Comentas que netocracia es similar a confederación.

Mmmmmmh, se parecen, pero creo que hay diferencias.

Una netocracia persigue un ente único común, una confederación es más bién una unión de elementos individuales que no simpre actuan como un único ente.

No sé muy bién cómo explicarme... pero yo lo veo diferente (aunque cercano).